Alfa Romeo Giulietta: Cumpleaños feliz

Diego Zotes05 jun 2004
Durante estos meses de mayo y junio, Alfa Romeo está celebrando en Milán el 50º aniversario del nacimiento del Giulietta, un vehículo que se convirtió rápidamente en uno de los símbolos del renacimiento italiano, en el estilo y la moda de una Italia que se volvía a modernizar tras las secuelas de la Segunda Guerra Mundial.
Inicio
LA DOLCE VITA

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 1

  Durante estos meses de mayo y junio, Alfa Romeo está celebrando en Milán el 50º aniversario del nacimiento del Giulietta, un vehículo que se convirtió rápidamente en uno de los símbolos del renacimiento italiano, en el estilo y la moda de una Italia que se volvía a modernizar tras las secuelas de la Segunda Guerra Mundial.

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 2

Nació en 1954 a partir del lápiz del genial diseñador Bertone, y tuvo diferentes carrocerías (Berlina, Cabrio, Coupé… con sus diversas variantes). Su revolucionario motor de doble árbol de levas y 1,3 litros de cilindrada contaba ya con piezas de aluminio (algo nada habitual para la época). Fue Giuseppe Busso su creador, quien aprovechó su formación como diseñador de motores de aviación para hacerlo tan ligero y competitivo.
En los años 60, los años del “boom” económico y de la Dolce Vita, el Alfa Romeo Giulietta fue protagonista de numerosas películas, y conquistó a personajes como Sofía Loren, Gina Lollobrigida o Vittorio Gassaman entre otros; convirtiéndose así en el símbolo del ascenso social y el crecimiento económico en Italia.
Se dice que el nombre de Giulietta guarda relación con la película La Strada (Premio Oscar 1956 a la mejor película extranjera), donde Giulietta Masina, mujer de Federico Fellini, interpretaba el papel principal junto a Anthony Quinn. Cierto o no, lo que sí es un hecho es que en 1960 la famosa actriz sería la madrina del Giulietta número 100.001 salido de la fábrica de Portello.
Tras diversas exposiciones y concentraciones organizadas durantes estos días, los próximos días 19 y 20 de junio diversos Alfa Romeo históricos se citarán en la plaza del Duomo de la capital internacional de la moda. Después, en la pista de pruebas de Balocco, se celebrará una carrera de regularidad. Todo ello con el fin de homenajear a uno de los mitos automovilísticos de la segunda mitad del siglo XX.
Enrique Marco, Autocity9 de Junio de 2004
El nacimiento

EL NACIMIENTO

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 3


El primer Alfa Giulietta fue un coupé, concretamente en Sprint, mientras que las carrocerías berlina y cabrio llegarían un año más tarde. Fue el 19 de abril de 1954 cuando en el 36° Salón de Turín los focos apuntaban hacia el Giulietta Sprint, un cupé homologado 2 + 2 plazas que se fabrica hasta 1962. Hemos afirmado que la línea del Giulietta Sprint lleva la firma de Bertone pero también es verdad que en el nacimiento del nuevo cupé participaron más estilistas. De hecho, la configuración inicial fue obra de Giuseppe Scarnati, diseñador de Alfa Romeo, que entre 1951 y 1953 había ideado y realizado el primer prototipo. Pero el resultado no convenció a Francesco Quaroni, el director general de la Casa automovilística, que solicita la intervención de los estilistas Mario Boano de Ghia y Franco Scaglione de Bertone.
Aunque disponía de unas dimensiones contenidas (3.980 mm de largo, 1.540 mm de ancho y 1.320 mm de altura), el automóvil impresiona por una línea exterior limpia, sencilla, realmente revolucionaria en su momento y absolutamente dentro del panorama automovilístico actual. Del resto, el perfil del Giulietta Sprint parece nacido para correr. En el interior del modelo: un salpicadero sencillo revestido en chapa, que incluye una instrumentación con velocímetro, cuentakilómetros con parcial, cuentarrevoluciones, indicadores de presión y temperatura del aceite, nivel de gasolina y temperatura del agua.

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 4

Del estilo a la mecánica, como muestra el moderno propulsor de 1.290 cc que desarrolla una potencia máxima de 65 cv a 6000 rpm y que empuja al modelo hasta los 165 km/h de velocidad máxima: el Giulietta Sprint era el automóvil más rápido de su categoría. Al detalle, el "cuatro cilindros en línea" de 1,3 litros está realizado en aluminio (una novedad absoluta en el campo automovilístico). De tracción trasera, el automóvil destaca también por el cambio en el volante (a partir de 1957 se podrá disponer como alternativa la palanca en el piso).

Bastaron pocos meses para que el Giulietta Sprint se convirtiera en un auténtico éxito comercial, listo para ser lanzado en los Estados Unidos con el acabado América. Respecto del europeo, es reconocible en el exterior por el marco cromado que rodea y divide en dos partes los pequeños pilotos traseros y por la moldura cromada que rodea los dos "bigotes" laterales de la calandra delantera. En el interior, en cambio, el Sprint America disponía de un velocímetro graduado en millas.
El Giulietta Sprint se distingue en tres series principales, a las que se añadieron las versiones Sprint Veloce y los últimos ejemplares fabricados en 62, que fueron denominados sencillamente "1300 Sprint". En total, se fabricaron 24.084 unidades del Giulietta Sprint; 3.058 del la Giulietta Sprint Veloce; 1.252 del Giulietta Sprint Speciale y 217 entre Giulietta SZ y Giulietta SZ Coda Tronca.
br>
La berlina y el descapotable

LA BERLINA Y EL DESCAPOTABLE

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 5

En abril de 1955, aparece en el mercado el Giulietta Berlina. Por vez primera, un modelo "sprint" de clara vocación deportiva, se transforma en un automóvil de serie resultando un automóvil práctico y de dimensiones contenidas sin renunciar por ello a las prestaciones propias de un cupé deportivo: había nacido "el automóvil familiar que gana carreras". En manos de los campeones superaba sus marcas en los desafíos más altos, como decía entonces un acertado eslogan: "lo conduce incluso mamá". Se inauguraba así una época y Alfa Romeo fue precursora en permitir "el placer de la conducción deportiva al alcanza de todos".
En octubre del mismo año es el turno del Giulietta Spider, "la señorita" como lo había llamado cariñosamente el mismo Gian Battista Farina que había diseñado su línea suave otorgándole una fuerte personalidad. Basado en la plataforma del Sprint, pero con la batalla reducida, el Giulietta Spider resulta un éxito internacional. En Estados Unidos fue acogido con entusiasmo y la prensa especializada lo definía así: "una espléndida continuidad de la tradición italiana que por su buen gusto distingue un Alfa Romeo a primera vista de entre miles".

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 6

Llegamos así a 1957 cuando se presenta el Giulietta Sprint Speciale, nacido de la fructífera colaboración entre Alfa Romeo y Carrozzeria Bertone. El automóvil dispone de un propulsor de 1,3 litros con 100 cv a 6.500 rpm (189 km/h de velocidad máxima) conectado a un cambio de 5 relaciones sincronizadas. A diferencia del Giulietta Sprint, la versión SS tiene una longitud de 412 cm, una anchura de 166 cm y una batalla de 225 cm.
Giulietta Sprint Serie II

GIULIETTA SPRINT SERIE II

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 7


El 24 de junio de 1958 se presenta en el circuito de Monza el Giulietta Sprint Serie II, denominada expresamente "prototipo Monza". El acontecimiento tiene especial significado si se considera que firma este restyling Giorgetto Giugiaro, valor fuerte entonces en el Centro Stile Bertone. Son pocas pero significativas las intervenciones estéticas del célebre diseñador que retoca especialmente la zona delantera: las tomas de aire se incluyen en una rejilla única, los faros son de mayores dimensiones y aparecen los repetidores de intermitentes en los laterales. También son nuevos los pilotos traseros con catadióptricos separados y las luces de la matrícula se incluyen en el paragolpes (en cumplimiento del nuevo Código de Circulación italiano de 1958).
El motor es el clásico 1,3 litros potenciado a 89 cv gracias a nuevos colectores de escape, bloque de cilindros reforzado y válvulas más grandes. El cambio, adopta sincronizadores tipo Porsche y un accionamiento por palanca al suelo. Pero algunos meses después, en la presentación oficial de 1959, los expertos descubren algunas modificaciones respecto al prototipo "Monza": por ejemplo, las luces de marcha atrás son blancas (antes eran naranjas) mientras que los asientos tienen una forma nueva y adoptan un revestimiento de tejido "en cuadros".

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 8

Si en el exterior las diferencias no son muchas lo que si cambia es el modo de fabricar la carrocería. Después de los primeros años de trabajo casi a mano, en el verano de 1960 se inauguran en Grugliasco (Turín) las nuevas instalaciones de Bertone donde se montan las carrocerías con soldadura eléctrica por puntos uniendo paneles completamente estampados en prensa. En el mismo periodo se presenta la Giulietta Sprint Veloce Serie II que se beneficia de las mismas modificaciones estéticas, sin el aligeramiento de la carrocería, adoptando un motor de 1,3 litros con 100 cv a 6.500 r.p.m. que le permite alcanzar una velocidad máxima de 174 km/h. También se puede montar, bajo pedido con suplemento sobre el precio, el cambio de 5 velocidades del "Sprint Speciale".
El Giulia

EL GIULIA

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 9


En junio de 1962 cuando el modelo cambia de nombre y de cilindrada. En la pista de Monza se presenta el Giulia 1600 Sprint, esto es, la versión del Giulietta Sprint con un motor de 1.570 cc de 92 cv a 6.200 rpm, que le permitía rozar una velocidad punta de 172 km/h.
Se podría decir, que el Giulia Sprint 1600 era el matrimonio perfecto entre una mecánica nueva más potente y la imperecedera línea del Giulietta. En efecto, las diferencias respecto a la segunda serie del Giulietta Sprint eran pocas: por ejemplo, el diseño del capó delantero y de los intermitentes laterales era diferente, estos últimos rectangulares, mientras que los paneles de las puertas estaban completamente revestidos en símil piel y los frenos son de tambor optimizados. Obviamente, en los laterales y en la tapa del maletero aparece el anagrama "1600".

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 10

En el interior, el salpicadero se ha rediseñado casi por completo, revestido en símil piel disponiendo de nuevos mandos para la regulación de la temperatura y del aire. También son nuevos los asientos, más confortables, como el inédito volante, siempre de baquelita negra pero con tres radios de aluminio. Finalmente, a mediados de 1963 se sustituyen los grafismos de la instrumentación en los que destaca su fondo de color negro. Permanecerá en producción hasta 1964 para alcanzar un total de más de 7.100 Giulia Sprint 1600.
br>
Las carreras

LAS CARRERAS

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 11


Dos años después del debut del Giulietta Sprint, siempre en el Salón de Turín, Alfa Romeo propone otra primicia internacional: el Giulietta Sprint Veloce (I Serie). Desde el punto de vista estético no había diferencias con el Giulietta Sprint, aparte de las siglas de identificación. Pero en cuanto a motor, esta versión se distinguía por la adopción de dos carburadores Weber y un aligerado de los elementos móviles de la carrocería y de los paragolpes realizados ahora en aluminio. Y no sólo eso, la luneta y las ventanillas laterales correderas estaban fabricadas en plexiglás (en el Sprint, las ventanillas eran descendentes) y montadas sobre estructuras de aluminio. También eran de este último material los marcos circulares de los faros delanteros. En el interior, un acabado aún más espartano que en el "Sprint": revestimiento de las puertas ahuecado, guantera sin tapa, asientos simplificados y más envolventes. Resumiendo, el Giulietta Sprint Veloce estaba "aligerado" en más de 72 kilogramos (el peso en orden de marcha era de 780 kg).
Más ligero, pero sobre todo, con un propulsor más potente. Los técnicos del Portello intervinieron directamente en el motor 1,3 litros elevando la potencia máxima a 80 cv a 6.500 rpm, que llegarán hasta 96 cv en la Serie II de 1959. El "4 cilindros" modificado era menos elástico pero subía de vueltas con notable facilidad alcanzando una velocidad máxima de 170 km/h (175 km/h en la Serie II de 1959).

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 12

Potente e impetuoso, el Giulietta Sprint Veloce nace para las carreras y para satisfacer a una nutrida clientela ávida de inscribirlo en competiciones. Y así será durante los años cincuenta, cuando el Giulietta SV participa en las competiciones más famosas como Mille Miglia, Targa Florio, Tour de France y el Rally de Sestriere, donde se bate con garra, venciendo incluso a automóviles de superior cilindrada.
La leyenda de Alfa Romeo nace, en gran parte, de las victorias deportivas que han acompañado toda la historia de la marca italiana. Una de estas páginas tiene como protagonista al carrocero Elio Zagato que, bajo petición del piloto Massimo Leto di Priolo, transformó su Giulietta SV accidentado en una carrera. Así fue como el maestro milanés intervino de modo absolutamente personal sobre la línea y, sobre todo, en la utilización de los materiales de la carrocería y de las piezas móviles. En lugar del acero, utilizó casi totalmente una aleación ligera que le permitió contener el peso del automóvil en 854 kilogramos, el límite impuesto por el reglamento de carreras en Categoría Gran Turismo (dejado en 840 kg en 1962). El prototipo realizado debutó en Monza en la Copa Intereuropa de 1956 y alcanzó una clara victoria.
El automóvil agradó a la dirección de Alfa Romeo que encargó algunos ejemplares. De este modo, entre 1960 y 1961 se produce el Giulietta SZ que se diferencia en su estética, conservando la misma mecánica y motor que la versión Sprint Speciale: tiene una longitud de 392 cm, una anchura de 154 cm y tiene la trasera ligeramente abombada. Más tarde, entre 1961 y 1962 sale de las mismas instalaciones el Giulietta SZ Coda Tronca: la carrocería es aún más baja (la altura pasa de 125 a 123 cm), los frenos delanteros son de disco y el perfil termina con una coda tronca (cola cortada) con una luneta panorámica. Esta versión roza los 200 km/h de velocidad máxima y, respecto al SZ, es 8 centímetros más largo y 4 centímetros más corto. En total, se producen 217 ejemplares del Giulietta SZ.
Pero la operación de Zagato no es la única que ha contribuido a crear el mito del Giulietta Sprint como "deportiva de pura raza". Recordemos, por ejemplo, el Sprint Veloce del piloto modenés Rabino revisado por completo por Sergio Scaglietti, el carrocero de los Ferrari. O aquel Giulietta Special, llamado Gota por la original aerodinámica, realizado por el carrocero Michelotti y el preparador Conrero para el piloto Francesco De Leonibus que alcanzó en el circuito de Monza los 272 km/h de velocidad máxima.
Italian Glamour

ITALIAN GLAMOUR

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 13

Una noche a finales de agosto de 1958, Federico Fellini invita a cenar a Tazio Secchiaroli, Carlo Bavagnoli, Pierluigi Praturlon, Sandro Vespasiani, Ezio Vitale, Guglielmo Coluzzi y otros. Son los reporteros gráficos de via Veneto, los "paparazzi" protagonistas de las extravagantes noches romanas, preparados para "robar" imágenes, historias y sensaciones que vender a los periódicos. De ese encuentro nacerá la película "La Dolce vita".
Nos encontramos a finales de los años 50 y Roma es la capital del cine y de la jet-set internacional: Via Veneto late de vida, los locales "chic" y los hoteles de lujo son meta de actores y escritores, mientras que políticos y personalidades VIP se dan cita en las mesas de los cafés de moda. Un caleidoscopio de lenguas y música, perfumes y colores. Y es precisamente a través de estas imágenes que el mundo conoce via Veneto, la ciudad de Roma y, por tanto, también Italia, un país que salía con fuerza de los oscuros años de la posguerra. Explota el "boom económico": una riqueza extendida empuja a la gente a descubrir la alegría de vivir y de experimentar en el arte, en el diseño, en la televisión y en la moda. Y no sólo eso. Los años cincuenta representaron un periodo irrepetible incluso para la historia del automóvil.

a fondo :: Alfa Romeo Giulietta 14

Entre los fabricantes de automóviles, Alfa Romeo es uno de los protagonistas indiscutibles, por clase, elegancia y deportividad de sus modelos. Se llaman 1.900 Sprint, Giulietta Sprint y Giulietta Spider vuelan sobre las carreteras de Europa con refinamiento y estilo: como auténticas divas sobre el escenario. La memoria viaja rápido a las bellas Sofia Loren, Anita Ekberg y Brigitte Bardot pero también a actrices famosas más por su atractivo e intensidad expresiva como Anna Magnani y Giulietta Masina. La misma mujer de Fellini, madrina del Giulietta, celebró en 1960 el nacimiento del automóvil número 100.001.
Pero los años de la "Dolce vita" son también aquellos en los que la moda italiana empieza a ser conocida en todo el mundo. Lo que hoy denominamos "Italian Glamour" nace precisamente entonces. La "Dolce Vita" se asocia a los valores que fundan la identidad y la fascinación por Italia, como la estética de la vida cotidiana, la calidad de los alimentos y del vino, el gusto, la fantasía y el "saber vivir". Pero, sobre todo, la clase y la elegancia.
br>