Alfa Romeo 156 2004: ¡Más caña diesel!

Diego Zotes19 sep 2003
Alfa Romeo renueva el 156 en muchos apartados, desde la apariencia frontal hasta algunos pequeños detalles del tren de rodaje, pasando por los acabados interiores; Además aprovecha para incorporar un nueva mecánica diesel tope de gama de 175 caballos.
Inicio
¡MAS CAÑA DIESEL!

a fondo Alfa Romeo 156 2004 1

Aunque no creo que a nadie le parezca que la estética del 156 estuviera pasada de moda o superada, lo cierto es que la dura vida de un modelo en el exigente mercado de las berlinas medias obligaba ya a un lavado de cara. Y es que no lo parece, pero el 156 se presentó hace nada menos que cinco años y a buen seguro que la nueva imagen, especialmente llamativa en el frontal y diseñada por Giugiaro, servirá para refrescar dar un nuevo impulso a las ventas.
No obstante, en la filial española de Alfa Romeo están más que satisfechos con la trayectoria de su berlina media, gracias a la que comenzaron a lograr una valoración muy positiva entre el público y dejaron atrás los años en el purgatorio y la mala fama que arrastraba la marca desde los tiempos de los viejos Alfasud y 33.
En el interior también hay novedades, como una pantalla de información más grande en el centro del frontal y nuevas combinaciones de tapizados, incluyendo la posibilidad de encargar el salpicadero acabado en cuero. Sin llegar a tan exclusivo material opcional la nueva textura de todos los interiores es más rugosa, realmente agradable al tacto y esponjosa, dando una estupenda sensación de calidad.

a fondo Alfa Romeo 156 2004 2


Este "mimo a los sentidos" se traslada también a los guarnecidos de las puertas y los asientos. Se emplea un nuevo material textil que recibe el nombre de Alfatex, de textura parecida al distinguido Alcántara profusamente empleado por sus primos de Lancia. Este material será equipamiento de serie en las versiones Distinctive y opcionalmente estará disponible en las Progression.

La consola central tiene detalles cromados, por ejemplo en mandos giratorios del climatizador, bizona a partir del acabado Progression. El habitáculo tiene la virtud de resultar claramente deportivo sin dejar por ello de contar con una apariencia elegante. No obstante el interior del 156 sigue siendo básicamente similar, tanto en diseño general como en capacidad y comodidad de los asientos y por tanto, aunque no sobra espacio resulta muy cómodo en las plazas delanteras pero estrecho detrás para tres ocupantes.
Los niveles de acabado son cuatro ahora, con la incorporación de la nueva línea deportiva TI, que además de contar con le máximo nivel de equipamiento posee elementos exclusivos, como el pomo de cuero con el anagrama "TI" y llantas de 17 pulgadas con neumáticos 215/45. Las otras tres versiones, ordenadas por niveles, son Impression, Progression y Distinctive.
Un nuevo motor
Con la nueva imagen del 156 llega un motor inédito hasta ahora, basado en ya existente 2.4 JTD pero renovado en muchos aspectos para adaptarse a las tecnologías diesel de última generación, en las que el Grupo Fiat es el auténtico líder. Rinde 175 caballos y los consigue gracias a la adopción de una culata de 20 válvulas e inyección por Multijet. El par máximo es de 385 Nm a 2.000 revoluciones, superando en 80 Nm a la anterior generación del cinco cilindros diesel.
El resto de la gama de motores sigue como estaba. Cuatro motores de gasolina, con un accesible 1.6 litros Twin Spark de 120 caballos, 2.0 JTS de inyección directa y 165 caballos, 2.5 V6 de 24 válvulas y 192 cv y el poderoso 3.2 V6 del GTA, que curiosamente seguirá en el mercado sin adoptar los nuevos rasgos del resto. En cuanto a la rama diesel de la familia puede elegirse entre el JTD de 115 cv, el JTD 16v de 140 cv y el comentado 2.4 JTD 20v de 175 cv, los dos últimos con tecnología Multijet.