Alfa Brera 2.4 JTDM vs Alfa Spider 2.2 JTS: Pasión o razón

Enrique Marco20 dic 2007
Dispones de 40.000 euros para la compra de un coche y quieres un deportivo Alfa Romeo. Te enseñamos dos modelos que cuestan exactamente lo mismo y parten de la misma base, pero con espíritu diferente. ¡Tú eliges!
Imagina que dispones de 40.000 euros para la compra de un coche, quieres un deportivo y te gusta la marca Alfa Romeo. Se nos ocurren dos ideas que cuestan exactamente lo mismo y parten de la misma base, aunque finalmente difieren notablemente, pues nos referimos a un descapotable con motor de gasolina y a un coupe diésel, o lo que es lo mismo, al Brera 2.4 JTDM Skyview y al Spider 2.2 JTS Selective. En Autocity probamos estos dos modelos y analizamos las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

a fondo :: Alfa Brera 2.4 JTDM vs Alfa Spider 2.2 JTS 1

a favorEstética.Calidad.Precisión de conducción.en contraPeso.Maletero escaso (Spider JTS).Ruido para un deportivo (Brera JTDM).
Mientras que el Alfa Spider con motor gasolina de 185 cv tiene numerosos rivales como el Audi TT, el BMW Z4, el Chrysler Crossfire, etc- el Brera diésel de 210 cv es prácticamente único, pues aunque oficialmente se venda como un coupe de cuatro plazas, en realidad es un 2+2 plazas -ya que en la fila trasera sólo podrán viajar con relativa facilidad personas de hasta 1,65 metros de altura como mucho- y modelos tan deportivos con motor de gasóleo no encontramos ningún otro.
Estos dos vehículos se desarrollan a partir del mismo chasis, y tanto el frontal como el salpicadero es idéntico entre ambos. Sin embargo, la silueta lateral cambia significativamente, y ya no digamos la zaga, que varía tanto en la parte estética como en la disposición de maletero y asientos. Eso sí, los dos se caracterizan por una "mirada agresiva" (casi igual que la del 159) y por una tremenda anchura. Además, la guinda al pastel la ponen unos equipamientos muy completos y una calidad de fabricación sobresaliente.
Lo único que podemos criticar en estos modelos es su elevado peso, y más para una marca de la tradición deportiva de Alfa Romeo. Respecto a los anteriores GTV y Spider los nuevos modelos han engordado mucho, como también sucedió con el paso del 156 al 159. ¿Qué ocurre con esto? Pues que aunque la dirección y la suspensión sigan siendo muy directas y precisas, las prestaciones puedan ser iguales o mejores gracias a la evolución de sus motores, la comodidad y seguridad aumente, y ya no digamos la mejora en calidad o equipamiento; a la hora de practicar una conducción deportiva esos kilos de más se notan, y pierden en carácter rabioso y en agilidad.2Nombre: Alfa Brera 2.4 JTDM Motor: 5 lín. / 2.387 cc / turboPotencia máx.: 210 cv a 4.000 rpmPar máx.: 400 Nm a 1.500 rpmCombustible: Diésel "common rail"Tracción/cambio: Del. / man. 6 velFrenos: Discos ventilados /
discosNeumáticos: 225/50 R17Carrocería: 3 puertasLarg-Anch-Alt: 4.413 - 1.830 -
1.372Peso en vacio: 1.630 kg. Maletero: 300 /
660 litros Nº plazas: 4Velocidad máx: 230 km/hAceler. 0-100: 7,9 segundosConsumo mixto: 6,8 litrosEuroNCAP: Precio: 39.290 Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/alfa%20romeo/brera/2.4_jtdm_6-speed_210bhp_skyview/3_puertas/coupé/index.htmlNombre: Alfa Spider 2.2 JTS Motor: 4 lín. / 2.198 ccPotencia máx.: 185 cv a 6.500 rpmPar máx.: 230 Nm a 4.500 rpmCombustible: Gasolina inyección directaTracción/cambio: Del. / man. 6 velFrenos: Discos ventilados /
discosNeumáticos: 225/50 R17Carrocería: 2 puertasLarg-Anch-Alt: 4.393 - 1.830 -
1.367Peso en vacio: 1.530 kg.Maletero: 235 litrosNº plazas: 2Velocidad máx: 217 km/hAceler. 0-100: 8,8 segundosConsumo mixto: 9,4 litrosEuroNCAP: Precio: 39.290 Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/alfa%20romeo/spider/2.2_jts_selective/2_puertas/cabrio/index.html
Tenemos por tanto ante nosotros dos bólidos capaces de satisfacer a quien busque un deportivo atractivo, equipado y de altas prestaciones. A falta de un cabrio-coupe con techo duro, como sucede en otras marcas, Alfa Romeo ofrece las dos opciones, modelo cerrado o descapotable clásico con capota de lona. Y en cuanto a motorizaciones, junto al potente 3.2 JTS V6 gasolina de 260 cv, la marca italiana todavía tiene una opción más, diésel o gasolina. Las dos unidades probadas cuestan exactamente lo mismo, y la elección dependerá tanto de necesidades de espacio como de los gustos personales o preferencias hacia un tipo de mecánica u otra. Nosotros ya tenemos claro nuestro favorito ¿Cuál es más recomendable? En las siguientes páginas lo desvelamos.
Mirada agresiva
El frontal de estos dos modelos es imponente, pues los estilizados grupos ópticos y la característica parrilla central son combinados con unos anchísimos pasos de rueda que aportan al frontal un aspecto poderoso, deportivo y agresivo. Mide 1,83 metros de ancho, y gracias a sus formas transmite un fuerte carácter. La llantas de 17 pulgadas con sus anchos neumáticos contribuyen del mismo modo a fortalecer esa imagen.

a fondo :: Alfa Brera 2.4 JTDM vs Alfa Spider 2.2 JTS 2

La línea lateral y trasera es muy original en el Brera y algo más clásica en el Spider. Todo es cuestión de gustos, aunque nos parece más equilibrada la silueta del descapotable, reforzada por los arcos antivuelco. Ahora bien, en cuanto al sentido práctico, mientras que el Brera puede hacer las funciones de un compacto (salvo por la limitada altura de los ocupantes de las plazas traseras) y mantiene un considerable maletero, el Spider es un biplaza con un compartimento para las maletas algo justito.
Otro aspecto a valorar en función a los gustos de cada uno es el techo. Del Brera, decir que este sistema Skyview, que no es barato (sin dicho techo cuesta 2.000 euros menos), aporta gran luminosidad y alegría, además de un bonito efecto en el exterior, pero defrauda un poco saber que no se puede abrir. Del Spider, ninguna novedad. Una capota bien insonorizada y de cómodo accionamiento eléctrico; pero, eso, con los inconvenientes de la lona. En este caso, la decisión radica entre si se prefiere la posibilidad de conducir a cielo abierto o si se necesita tener más espacio atrás y en el maletero.
Por último, en cuanto a equipamiento, decir que si bien todos los Brera y Spider vienen muy completos, con los acabados de las unidades probadas (Selective), y con algún que otro extra, queda un coche de auténtico lujo, con faros bi-xenón, hill-holder (sistema de ayuda de arranque en pendientes), navegador, airbags de rodillas, asientos de cuero, sensores de lluvia, luz y aparcamiento.
Para decidirnos por uno u otro motor deberemos pensar si preferimos fuerza a bajas y medias revoluciones o alegría en la zona alta del cuentavueltas; si no nos importa el sonido a traqueteo de un diésel (por muy evolucionados y refinados que sean siguen siendo mucho más toscos que los de gasolina) o nos deleitamos con la finura y melodía del gasolina; y, también, si nos importa la considerable diferencia de consumo entre ambos.

a fondo :: Alfa Brera 2.4 JTDM vs Alfa Spider 2.2 JTS 3

En lo que se refiere a comportamiento observamos pocas diferencias. Buenos chasis, bien afinados de suspensiones (más bien firmes y duras pero sin ser radicales) y una dirección muy precisa hacen que el conjunto pueda ser puntuado con una nota muy alta. Los cambios de marchas son manuales de seis velocidades en los dos casos, y mientras en el JTS se puede optar por el cambio Selespeed (1.500 euros más) en el JTDM no existe ni como opción el cambio automático.
Por comodidad de conducción tanto el Brera como el Spider no admiten pegas, sólo que el habitáculo es algo limitado y la baqueta no puede colocarse muy baja. El resultado es que ni la posición de conducción es muy deportiva (como merece en este tipo de vehículos) ni existe apenas espacio entre la cabeza y el techo cuando las tallas del conductor y acompañante rondan el 1,80 metros de altura.
Finalmente, vamos a analizar las prestaciones, sensaciones y balance definitivo. El 2.4 JTDM ha recibido recientemente otra “vuelta de tuerca” para pasar de 200 a 210 cv, lo que supone una ganancia de 2 km/h en velocidad máxima y dos décimas menos en la marca de 0 a 100 km/h. El gasolina cuatro cilindros de inyección directa y 2,2 litros sigue teniendo los mismos 185 cv que cuando se lanzó. Esos 25 cv de diferencia podrían no ser mucho, pero la forma de entragar la potencia no se parece en nada; aunque no todo son ventajas para el diésel.
Las frías cifras decantan la balanza del lado del Brera 2.4 JTDM, y aún se puede esgrimir otro argumento más a su favor: la respuesta en bajos y medios. Con un par motor de 400 Nm desde sólo 1.500 rpm frente a 230 Nm a 4.500 rpm vemos como a medio régimen tenenemos más del doble de fuerza en el diésel que en el gasolina, lo que implica unas recuperaciones y adelantamientos sin tener que cambiar de marcha mucho más rápidos. Y en cuanto a consumos, nada más que comentar: 6,8 l/100 frente a 9,4 l/100 km.
Pero si todas estas razones harían decantarse claramente por el diésel en una berlina, o todavía más en un monovolumen o en un todoterreno; cuando estamos ante deportivos la cosa cambia. Se supone que la compra del Brera o Spider recae en una persona sin compromisos, o en uno que lo quiere como segundo coche. En esta coyuntura nos planteamos más decantarnos por la pasión antes que por la razón; y, ante el placer de “estirar” hasta la zona roja un alegre motor de gasolina que suena de maravilla, unido a la posibilidad de conducir a cielo abierto, nuestras preferencias se inclinan hacia el Spider 2.2 JTS. Lo mismo sucede con la capacidad del habitáculo o maletero, donde gana claramente el Brera. Pero quien desee un coche práctico le recomendamos que se olvide de cualquiera de estos dos y opte por un compacto, una berlina o un familiar; y quien quiera sentir de verdad el placer de la conducción que se anime a hacerse con un descapotable.
Volvemos al titular para recapacitar ¿pasión o razón? Cada uno que elija, pero en este tipo de vehículos debiera imponerse la pasión.