Alfa 156 GTA SW: Pistaaa!

Diego Zotes03 mar 2003
Si en su retrovisor aparece la felina estampa del frontal de este Alfa, le recomendamos que no se la juegue: ponga el intermitente derecho y cédale paso. Podrá comprobar cómo hay formas de remover el aire más efectivas, pero ni la mitad de bellas y poderosas.
Inicio
¡PISTAAA!

a fondo :: Alfa 156 GTA SW 1

Si en su retrovisor aparece la felina estampa del frontal de este Alfa, le recomendamos que no se la juegue: ponga el intermitente derecho y cédale paso. Podrá comprobar cómo hay formas de remover el aire más efectivas, pero ni la mitad de bellas y poderosasEn el biscione de Alfa Romeo está encerrada la tradición italiana del emblema de Milán (la serpiente) y de Lombardía (la cruz roja), pero también la tradición victoriosa que llegó a la marca de manos de los GTA. Los Gran Turismo Alleggerato (aligerado) han venido sentando cátedra desde los años 60, preparados por los talleres Autodelta, al frente de los cuales se encontraba Carlo Chiti, proveniente de Ferrari. Esta saga se inició con el Giulia GTA y se ha prolongado hasta que en 1992 el Alfa 155 GTA se proclamó ganador del Campeonato Europeo de Turismos. Condenados durante los últimos años al silencio, han reaparecido en 2002 en las pistas del Europeo de Turismos y ahora también en la calle en la forma del Alfa que aquí nos ocupa, el 156 GTA, en su carrocería SportWagon.

a fondo :: Alfa 156 GTA SW 2

3 Marzo de 2003.
UNA DELGADA LINEA

a fondo :: Alfa 156 GTA SW 3

A los mandos de esta implacable máquina de correr, uno se pregunta dónde termina el coche de calle y dónde empieza el de circuito. Cuesta decidirse, porque todo hace pensar que se trata de la segunda opción.Empezamos por el motor que, más que nunca, puede etiquetarse como un soberbio cuore sportivo. El conocido V6 transversal que montan los 156 "comunes" con una potencia entorno a los 195 CV ha visto modificada la carrera de los pistones, con lo que ha aumentado su desplazamiento hasta los 3.2 litros.
Ésta ha sido la base técnica para obtener 250 pencos con muchas ganas de galopar incluso desde los regímenes más bajos y que lanzan al 156 hasta los 250 Km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en unos escalofriantes 6"3 segundos. Susceptible en grado sumo, el pedal del acelerador es un grifo por el que salen a presión emociones desbocadas que embriagan al piloto quien, pegado al asiento, espera el corte de inyección en algo más de 7.200 rpm para acertar a respirar, mientras el borboteo de las seis toberas del motor se transforma en un rugido formidable que inunda el habitáculo.
No hay gravedad
UNA DELGADA LINEA

a fondo :: Alfa 156 GTA SW 4

Tanta caballeriza debe tenerse a resguardo, y aunque el control de tracción electrónico hace lo imposible, es caso habitual que el 156 pierda tracción en las ruedas delanteras, que muestran un escaso ángulo de giro por causa de los generosos gomones montados (225/45 R17), pero que a cambio pueden ser gobernados por una dirección muy directa que permite controlar este impetuoso Alfa por los trazados más sinuosos sin que se crucen los brazos.

a fondo :: Alfa 156 GTA SW 5

ero si el GTA corre como una corza, no es menor la sorpresa cuando se pisa el freno. Los cuatro discos ventilados están vorazmente mordidos por unas pinzas en color rojo y con el nombre de Alfa Romeo grabado que cumplen más allá de lo razonable su cometido de detener este torpedo con historia. El vértice del triángulo llega con la unión al suelo que ofrecen los trenes de suspensión, convenientemente adaptados a las prestaciones del 156 GTA. Una lapa no sería tan obstinada como este magnífico bastidor en conservar la trayectoria que el piloto le marca. Duro y efectivo, casi prescinde del confort para ofrecer un talante deportivo que se corresponda con lo que los aditamentos aerodinámicos exteriores (quizás un punto demasiado exagerados) prometen antes de entrar en este magnífico deportivo familiar.
i damos por comentado el consumo diciendo que está acorde a las prestaciones que ofrece este GTA (¿o es que pensaban que se puede correr gratis?), detengámonos un momento en el precio, cuya valoración será muy relativa. Este es un coche de expertos para expertos, y aquí no valen compras que busquen status. Por eso, quien aprecie este magnífico automóvil no tendrá inconveniente en desembolsar 43.150 , porque a cambio recibe un deportivo único que, adicionalmente, le va a permitir cargar con cuatro maletas más.