Aguirre inaugura un Salón del Automóvil acuciado por la crisis del sector:

Aguirre inaugura un Salón del Automóvil acuciado por la crisis del sector 1
Agencia EFE28 may 2012
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha inaugurado hoy el Salón del Automóvil de Madrid en el que sólo exponen siete marcas por el contexto de recesión que sufre la industria.

BMW, Mercedes Benz, Volvo, Smart, Infinity, Mini e Isuzu, son las marcas que participan en esta edición, que ha abierto sus puertas en Ifema con la presentación de sólo cinco primicias nacionales y que pone de manifiesto el contexto económico que afecta a la industria automovilística.

Las únicas cifras optimistas divulgadas en torno al salón han sido la previsión de asistencia, estimada por la presidenta madrileña en más de 400.000 visitantes -ha dicho en declaraciones a la prensa- y la acreditación de medio millar de periodistas, según fuentes de Ifema.

Tras recordar que la actividad en torno al automóvil 'es la más importante de todos los sectores industriales' (al representar el 25 por ciento del total de las exportaciones españolas), Aguirre ha manifestado su apoyo al certamen y a las fábricas y concesionarios.

Sus declaraciones hacen referencia a la reunión que mantuvo hace semanas con la dirección de Ifema, las patronales del sector y las cerca de 40 marcas que operan en el mercado ante una posible suspensión del evento tras la retirada de la mayoría de las firmas por motivos comerciales.

Sin embargo, ocho marcas acabaron mostrando su apoyo al evento y manifestaron la necesidad de que se celebrara, aunque a los pocos días Hyundai anunció su retirada y el cómputo de expositores se redujo a seis marcas del segmento alto e Isuzu.

Finalmente, el salón ha sido inaugurado tras los entresijos que ha sufrido con tres pabellones, en los que se ha llevado a cabo presentaciones y un recorrido institucional por parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid, el consejero regional de Economía y Hacienda, Percival Manglano y el Secretario General de Industria, Luis Valero.

Entre los modelos visitados, y que se exponen como novedad, figura el deportivo de ocho marchas Concept Style Coupé Mercedes Benz o el Volvo V40.

Es el primer vehículo que incorpora la función de detección de peatones con freno automático, así como el airbag de prevención de impacto en caso de atropello.

Entre otros, se ha dado a conocer el Infiniti M35h, un híbrido que ha logrado reducir sus emisiones y que se presenta como un sedán de lujo que logra un consumo de gasolina en carretera de 5.6 litros por cada 100 Kilómetros.

Mini ha acercado a los visitantes el Roadster, el sexto modelo y el primer descapotable biplaza del fabricante británico.

Además de las unidades expuestas, la organización ha potenciado las actividades con la exposición Superdeportivos y Dreams by Car.

En la primera se muestran series limitadas fabricadas por marcas históricas como Ferrari, Lamborghini, Maserati, Aston Martin o Lotus, con modelos como un Ferrari F40 o el mítico Lamborghini Murciélago.

Dreams by Car representa una muestra que reúne una selección de vehículos únicos y personalizados por los mejores preparadores y carroceros del mundo.

A estas actividades se suman pruebas de conducción en circuitos externos que han sido habilitados por las marcas y simuladores de última generación.

La entrada para el público al Salón del Automóvil de Madrid cuesta cinco euros, excepto el día 29, cuando será gratuita con el fin de incentivar las visitas.