Adiós al Lamborghini Murciélago: El último de la saga V12

a fondo Adiós al Lamborghini Murciélago 1
Enrique Marco08 nov 2010
Un cliente suizo ha sido el afortunado que ha comprado el último Murciélago, concretamente un LP 670-4 de color naranja que se ha convertido en la unidad número 4.099.
Todavía no sabemos cómo será exactamente el próximo superdeportivo de Lamborghini que se pondrá a la venta en 2011, aunque el prototipo “Sesto Elemento” da algunas pistas sobre las tendencias de la marca del toro. Pero mientras llega tan ansiada presentación, en la sede de Santa Agata Bolognese han celebrado esta semana pasada la salida del último Murciélago.
Un cliente suizo ha sido el afortunado que ha comprado el último Murciélago, concretamente un LP 670-4 de color naranja ("Arancio Atlas") que se ha convertido en la unidad número 4.099. Para conmemorar el fin de la producción de este mítico “supercar” nacido en 2001, los directivos de la marca no sólo han posado con esta unidad antes de irse para Suiza, sino que han sacado su Murciélago del museo para fotografiarlo con sus cuatro antecesores. La verdad es que esta familia compuesta por cinco miembros es una de las más honorables del mundo si nos referimos a los grandes deportivos de la historia del automóvil.
¡Cómo han avanzado y mejorado las cosas en Lamborghini! Del primer modelo fabricado en serie, el 350 GT V12, se vendieron 120 unidades; mientras que del Murciélago han sido 4.099. Pero el concepto de superdeportivo con motor V12 se ha mantenido intacto desde 1964 hasta la fecha, y aunque la prestigiosa marca italiana ha vendido más modelos, algunos de ellos también con mecánica V12, en "la fiesta de despedida del Murciélago" sólo posaron los más reconocidos y famosos: 350 GT, Miura, Countach y Diablo. Vamos a conocer algo más de estas piezas de colección.
Ferruccio Lamborghini, poderoso industrial italiano de maquinaria agrícola, se lanzó a la fabricación de automóviles deportivos cuando se hartó de llevar al taller en numerosas ocasiones los Ferrari que él conducía. Ofendido por la respuesta de Enzo Ferrari, quien no admitió críticas de un“tractorista”, en 1963 Ferruccio presentaba el primer prototipo para un año después lanzar el 350 GT que se puede ver en estas fotografías. Con un motor 3.5 V12 de 320 cv dio muestras del potencial de la marca del toro.
Pero fue en 1967, con la llegada del espectacular Miura, cuando todos los entendidos pudieron comprobar que Lamborghini sí era una amenaza seria para Ferrari. Con un motor V12 que llegaría a alcanzar los 385 cv de la versión SV (la última, producida en 1971 y 1972), este bajísimo y precioso bólido era capaz de alcanzar los 300 km/h. Hoy día es prácticamente imposible encontrar una de estas unidades en el mercado de los coches clásicos por menos de 600.000 euros.
En la década de los 70 el Lamborghini Countach fue uno de los deportivos más famosos. Sus formas rectilíneas y sus puertas que se abrían hacia arriba le caracterizaban, y hasta 1989 se fabricaron diferentes versiones. Su motor V12 fue ascendiendo desde 375 cv hasta 455 cv. En los 90 el honor de coronar la gama Lamborghini le tocó al Diablo, modelo que igualmente experimentó diversas evoluciones. Antes de ser sustituido por nuestro protagonista de hoy el Diablo ofrecía 575 cv y era capaz de alcanzar los 338 km/h.
Llegó 2001, cuando en Autocity ya informábamos de todos los modelos, y así contamos la aparición del Murciélago. Su V12 inicial cubicaba 6,2 litros y desarrollaba 580 cv, aunque en 2006 fue sustituido por el LP640. Finalmente el Murciélago recibió el apellido “Superveloce” (SV) para las últimas unidades de la saga, que además se vieron aligeradas en unos 100 kilos. Estos últimos Murciélagos que se han vendido son capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y de alcanzar los 342 km/h. La historia de “los toros más bravos” se toma un breve respiro, pero en 2011 continuará…