Acuerdo en el ERE para 98 empleados de Derbi con más indemnizaciones:

Acuerdo en el ERE para 98 empleados de Derbi con más indemnizaciones 1
Agencia EFE14 mar 2013
Representantes de Derbi, controlada por la multinacional Piaggio, y de los sindicatos han cerrado hoy un preacuerdo para rescindir el contrato a 98 empleados de la planta de Martorelles (Barcelona), que incluye una indemnización mayor que la pactada en un principio.

En un comunicado, el Departamento de Empresa y Empleo, que ha mediado en las conversaciones entre ambas partes, ha precisado que, con este preacuerdo, se zanja el período de consultas abierto entre ambas partes para despedir a estas 98 personas el próximo 31 de marzo.

Mañana la asamblea de trabajadores deberá ratificar el acuerdo, que prevé una indemnización de 45 días por año trabajado con un límite de 42 mensualidades, algo ya pactado el pasado 28 de junio.

Además, ambas partes han acordado que Derbi aporte otros 300.000 euros que se repartirán, entre otros conceptos, mediante un incentivo de 1.704 euros brutos lineales para cada persona afectada por los despidos.

Fuentes sindicales han mostrado su malestar por que la Generalitat haya dado a conocer el pacto antes de que lo pudieran comunicar a la plantilla.

El mes pasado, la multinacional italiana Piaggio presentó formalmente ante el Departamento de Trabajo de la Generalitat un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a los 98 empleados de Derbi en Martorelles (Barcelona) que trabajan en la fabricación de motocicletas.

Cuando Piaggio tomó el control de Derbi separó el personal en dos empresas: una donde reunió a los trabajadores ligados a la producción (llamada Nacional Motor) y otra en la que están los relacionados con recambios, expediciones o bien técnicos de diseño, entre otras funciones.

Los 98 empleados afectados por el ERE son toda la plantilla ligada a la fabricación de motocicletas, mientras que han quedado fuera de los despidos una treintena de personas vinculadas a funciones no productivas.

Piaggio formalizó el ERE después de que la firma inversora suiza Giba Holding descartara quedarse con la planta para fabricar allí sus coches biplaza, dado que ya ha adquirido una planta industrial en Santa Oliva (Tarragona).