Accidentada concentración de coches Renault reivindica el papel de Valladolid:

Accidentada concentración de coches Renault reivindica el papel de Valladolid 1
Agencia EFE29 jun 2014
Una accidentada concentración de Coches Clásicos de Renault, bautizada como 'Vallclasic', se ha saldado esta mañana en Valladolid con tres coches -un R-21, R-18 y un Renault Fuego- con importantes daños materiales, tras sufrir una colisión por alcance en el Paseo de Zorrilla.

Los tres vehículos participaban en un paseo por el centro de la ciudad con otros cuarenta coches clásicos cuando, según fuentes policiales, fueron embestidos por un Renault Laguna ajeno a la concentración, que también terminó con importantes daños, mientras que sus ocupantes sufrieron heridas leves.

Ha sido la nota negativa de una cita organizada por la Asociación de Amigos de Renault España 'para reivindicar el papel de Valladolid en la historia de la automoción' a través de la empresa Fasa-Renault, que ha cumplido 60 años, y cuyo primer modelo -el 4/4 comenzó a fabricar a principios de los años 50 en Valladolid.

La presidenta de esta asociación, Carmen Rodríguez Jiménez-Alfaro, sobrina nieta del fundador de la empresa vallisoletana, Manuel Jiménez Alfaro, ha destacado la 'necesidad de organizar la concentración, con coches de más de 25 años de antigüedad para dar a conocer el importante patrimonio de la marca'.

'La idea es que sea la primera de muchas otras ediciones y el primer paso para hacer un centro histórico, que es un proyecto más a largo plazo, que Valladolid necesita y España también, porque el mundo de la automoción es muy interesante y mueve a muchos aficionados', ha explicado.

Entre los modelos que han participado en la reunión se ha podido ver el mencionado 4/4, que es el único que cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultural en España; el R-7, netamente español y que celebra su cuadragésimo aniversario, y el R-4, más conocido como 'cuatro latas', que este año cumple medio siglo desde su comercialización.

También han participado unidades de R-8, R-5, R-6, R-15 -un modelo prácticamente desconocido en España-, R-11, R-12, R-21, Alpine y, como joya de la concentración, un Renault Monaquatre que se fabricó en Billancourt (Francia) en 1932 y que tiene tres velocidades y once caballos de potencia, según ha desvelado su propietario, el vallisoletano Pedro Martínez.

La mayoría de ellos proceden de las diferentes provincias de Castilla y León, aunque también ha llegado coches procedentes de Madrid y Jaén.

Uno de los pioneros en trabajar en la empresa Fasa-Renault, Carlos Devesa, ha mostrado un 'especial orgullo' al haber sido partícipe de la fabricación de varios de esos modelos, 'sobre todo porque además muchos pensaron que Fasa no sería capaz de salir adelante en una ciudad tan poco industrial como era Valladolid'.

'Renault siempre ha sido una buena marca, que ha sabido adaptarse a los tiempos y que ha tenido una evolución tremenda en cuanto a técnica, modelos, estilo y consumo, porque han mantenido la filosofía de que cada modelo nuevo tenía que ser mejor que el anterior', ha advertido.

A pesar del percance, los participantes han recorrido varios pueblos próximos a la capital vallisoletana, entre ellos Fuensaldaña y Cubilals de Santa Marta, para completar este itinerario nostálgico, reivindicativo, histórico y cultural.