ABT R8 GT S: El deportivo cabrio del año

a fondo ABT R8 GT S 1
David Ordás07 dic 2011
ABT se hace con el prestigioso galardón de la revista Auto Bild Sportscars gracias al ABT R8 GT S, que con 620 CV y una estética de combate, ha sido también una de las estrellas del Essen Motor Show.
Si hace unos días os mostrábamos el TechArt GranGT, que conseguía el premio al deportivo sedan del año gracias a los votos de los lectores de Auto Bild Sportscars, ahora le toca el turno al ganador en la categoría deportivo cabrio tuning, honor que este año le ha tocado a ABT, gracias a un coche verdaderamente impactante, el ABT R8 GT S.
Este llamativo Roadster, es una evolución del ABT R8 Spyder, que con 600 CV conseguía unas prestaciones de auténtico superdeportivo, aunque no se acercaba al vehículo más rápido de la casa, su hermano el ABT R8 GT-R, que gracias a la mejor aerodinámica de la carrocería coupe, y a los 620 CV que rendía su propulsor, conseguía acelerar de 0 a 100 en solo 3,2 segundos, y alcanzar los 325 km/h de velocidad punta.
Pero no solo la potencia es lo que se ha optimizado al máximo en esta versión, pues como resaltaba Harry Unflath, jefe de marketing de ABT Sportsline en la entrega del galardón, el nuevo ABT R8 GT S ha sido sometido a una cura de adelgazamiento, al utilizar solo aditamentos aerodinámicos fabricados en fibra de carbono. Con el empleo del material de moda en las preparaciones de alta gama, se consigue que el R8 luzca el perseguido aspecto Racing, sin que esto suponga ningún aumento en el peso del conjunto, ni variación alguna en el reparto de pesos del vehículo.
Desde el alerón, hasta los spoilers, los paneles del interior e incluso en la tapa del motor, la fibra de carbono es sin duda alguna la protagonista de esta preparación. El exclusivo material no solo mejora la relación peso potencia del deportivo, sino que consigue un aspecto moderno, técnico y agresivo, que le ha hecho ser uno de los coches más fotografiados en el Essen Motor Show.

a fondo ABT R8 GT S 2

El esfuerzo en la contención del peso, y el aumento de potencia, tienen su reflejo en las prestaciones, que casi igualan a las de la versión coupe. Gracias a ello, los números del ABT R8 GT S son contundentes cuanto menos, acelerando de 0 a 100 en 3,5 segundos, y alcanzando una velocidad punta de 320 km/h, convirtiéndose así en unos de los vehículos descubiertos más rápidos del mundo.