ABT Golf VII GTD: El GTD más rápido

abt_golf_vii_gtdx_fd97abfdd97b0d465d084a356.jpg
David Ordás31 may 2013
ABT Sportsline convierte el Volkswagen Golf GTD de séptima generación en el deportivo compacto que muchos esperaban, aquel capaz de plantar cara a su propio hermano, el Golf GTI.
Desde el lanzamiento del primer Golf GTD por parte de Volkswagen en 1982, el concepto de compacto deportivo y diésel, que en el momento de su presentación hace más de 20 años podría sonar casi contradictorio, es hace años una realidad explotada hoy por hoy por muchos fabricantes. Pero el original sigue siendo la referencia, y el nuevo Golf GTD, basado en la séptima generación del Golf, adopta una vez más la filosofía de diseño del GTI de gasolina, para ofrecer, gracias al motor 2.0 TDI de 184 CV, prestaciones de deportivo, y economía de compacto ahorrador.
Gracias a esa configuración mecánica, el VW Golf GTD es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 7,5 segundos y alcanzar los 230 km/h de velocidad punta, y todo manteniendo un consumo mixto homologado de solo 4,2 l/100 km, lo que se traducen en unas emisiones por debajo de los 110 g/km de CO2.
Pero en ABT Sportsline han pensado que el nuevo Golf GTD necesitaba un plus de potencia para poder tratar de tú a tú a su hermano el Golf GTI, que con 220 CV en su versión normal y 230 en la Performance, vuelve a ser una vez más líder en su segmento. Por eso han trabajado la electrónica del eficiente TDI para conseguir finalmente que el ABT Golf VII GTD entregue 210 CV de potencia máxima y un par máximo de 430 Nm, lo que supone un incremento de 26 CV y 50 Nm con respecto al modelo de serie. A solo 10 CV de su hermano mayor el GTI, pero con 430 Nm de par del TDI frente a los 350 Nm del modelo de gasolina, la balanza se nivela, y a falta de conocer las cifras oficiales del ABT Golf VII GTD, podemos anticipar que a buen seguro las prestaciones se igualarán bastante.

abt_golf_vii_gtd_motorx_bb0eba85983734332b809ca97.jpg

El programa de tuning del ABT Golf VII GTD no estaría completo sin los elementos que configuran una imagen exterior aún más deportiva, entre los que resaltan sin duda las llamativas llantas ABT en 19 pulgadas, calzadas con neumáticos deportivos, con los que el agarre del compacto deportivo mejora ostensiblemente. El exterior se completa con un spoiler frontal, los estribos laterales, detalles como los cubre espejos, pero sobre todo con el alerón trasero y el vistoso difusor inferior por el que asoman cuatro salidas de escape que dejan clara la orientación deportiva de uno de los compactos más ahorradores, pero también más prestacionales del mercado.
El objetivo marcado por Hans-Jürgen Abt, CEO de ABT, el preparador más importante del grupo Volkswagen, para el Golf VII GTD era claro: «hacer este compacto diésel aún más deportivo». A tenor de la imagen deportiva, pero sobre todo de la potencia extra que esconde bajo su capó el ABT Golf VII GTD, sin duda lo ha conseguido.