ABT AS6 Avant: Para familias inconformistas

abt_as_avant_frontal_x_0f0d180700c2013cf1f1e98a1.jpg
David Ordás13 abr 2012
Más prestaciones, dinamismo y potencia para el nuevo Audi A6 Avant de la mano del preparador alemán ABT Sportsline.

El nuevo Audi A6 Avant es para muchos un vehículo casi perfecto, aunando como pocos versatilidad y deportividad. Así lo percibe también Hans-Jürgen, director de ABT Sportsline, que ve en el A6 "un coche versatil, con estilo y dinamismo", un coche perfecto para recibir el plus de potencia y deportividad que la compañía de tuning bábara imprime en todos los modelos que salen de su garaje.
El buen hacer de ABT y su capacidad técnica para entender lo que demanda el comprador de un vehículo de estas características, y llevarlo a cabo sin que el vehículo familiar pierda ni un ápice de versatilidad ni comodidad está fuera de toda duda. No en vano el preparador alemán lleva desde 1977, el año de la introducción del Audi 100 C2 Avant, concibiendo mejoras para esta importante gama dentro de la marca de los aros, que se ha convertido con el paso de los años, en la referencia del segmento de los familiares.
Mucho han cambiado las cosas desde 1977, pero la filosofía de ABT Sportsline de mejorar notablemente el placer de conducir y la estética del vehículo, sigue siendo la misma. El peso contenido del nuevo A6, con carrocería híbrida de aluminio, no solo hace el coche más eficiente, sino que además mejora sustancialmente las prestaciones, y le convierte según los ingenieros de ABT, en la base de tuning ideal para sacar el máximo rendimiento a las mejoras mecánicas y técnicas introducidas.

abt_as_avant_x_2d87d21aa54dfbd0ffeea541c.jpg

Comenzando por la mecánica, ABT ha preparado dos programas igualmente sorprendentes, uno destinado al motor 3.0 TFSI de gasolina, el más prestacional de la gama, y otro para el prodigioso 3 litros turbo diesel, sin duda una de las mecánicas preferidas por el comprador de este tipo de vehículos. Las capacidades deportivas de las mecánicas de gasóleo están ya fuera de toda duda, y el ABT AS6 Avant Turbo diesel, con 360 CV frente a los 313 CV de la versión original, y con un par máximo de 700 Nm, viene a confirmarlo, prometiendo prestaciones y empuje suficientes para satisfacer a los conductores más exigentes.Tuning mecánico para las versiones más potentes en diesel y en gasolina
Pero el aumento de potencia más sorprendente se consigue para el motor de gasolina 3.0 TFSI. La ganancia en términos absolutos para esta versión es de 120 CV, dejando la potencia final en unos espectaculares 420 CV, con un par que aumenta 100 Nm hasta llegar a unos también sorprendentes 540 Nm. Con esta capacidad mecánica, el ABT AS6 Avant 3.0 TFSI se convierte en un deportivo extremo, un auténtico lobo con piel de cordero.
Porque aunque ABT ha concebido una preparación completa, sin dejar de lado el aspecto exterior del vehículo, lo cierto que en esta ocasión, los encargados del diseño del AS6 Avant han optado por una preparación discreta, que aumenta el atractivo del familiar, pero que parece esconder un as en la manga. Un discreto spoiler frontal y otro trasero, perfectamente integrados, y las salidas dobles de escape, son las diferencias estéticas que podemos observar a nivel de carrocería, si bien lo más llamativo son las nuevas llantas ABT. Disponibles desde 19 a 21 pulgadas, y calzadas con neumáticos deportivos de altas prestaciones, son junto con el nuevo kit de frenos con discos de 380 mm y la suspensión ABT Level Control que permite variar electrónicamente la altura del vehículo, las mejoras dinámicas que garantizan a su vez un mejor comportamiento que permite sacar partido del plus de potencia aportado por la mecánica.

llantaabt_as_avant_x_3d7654d96e5270b55de4b5fa0.jpg