ABT AS1: El primer programa de Tuning para el Audi A1

a fondo ABT AS1 1
David Ordás13 ago 2010
El especialista germano en el grupo VAG, no ha querido dejar pasar la oportunidad de ser el primero en preparar al más pequeño de los Audis, para convertirlo en un auténtico deportivo.
El primer programa deportivo para el A1
Cuando todavía no se han cumplido 3 meses del esperado lanzamiento del Audi A1, y con la convicción de que el más pequeño de la gama puede convertirse igualmente en un auténtico deportivo, de la mano de Hans-Jürgen Abt, nace el nuevo ABT AS1. Con este nuevo modelo, el preparador germano, especialista en dotar a los modelos del grupo VAG de mayores prestaciones y un marcado aspecto deportivo, lanza al mercado la primera preparación deportiva para el pequeño de Audi.

Varias opciones de acabado

En la galería fotográfica podéis ver dos de los cuatro colores en los que estará disponible esta preparación (blanco, rojo, plata y negro), que además contarán con adhesivos específicos que podrán ser o no incorporados a la carrocería en función del acabado final que se pretenda conseguir.

Los cambios no se quedan solo en el color de la carrocería, sino que además se han añadido aditamentos aerodinámicos como el nuevo paragolpes delantero, las branquias laterales, carcasas de los retrovisores en distintos colores, faldones laterales, alerón trasero, y un llamativo difusor rematado por una espectacular doble salida de escape.

Dinamismo y deportividad

Las llantas ABT Z Titan en 18 pulgadas, con el aro exterior en el color de la carrocería, se encargan no solo de dar al pequeño A1 un marcado aspecto deportivo, sino de proporcionar, en combinación con los nuevos amortiguadores y muelles deportivos, un comportamiento más dinámico.

La mejora mecánica no se queda solo en la nueva salida doble de escape, sino que cada una de las opciones mecánicas disponibles en el A1, han sido puestas a punto por los ingenieros de ABT para proporcionar no solo un marcado aumento de potencia, sino sobre todo un dinamismo superior que hagan del pequeño Audi todo un deportivo.

Así desde la opción más básica en Diesel, el 1.6 TDI de 90cv, para el que se ha preparado una nueva electrónica que deja la potencia en 110cv, hasta el 1.4 TFSI de gasolina, que pasa de los 123cv de origen a unos sorprendentes 150cv, en todo caso se ha buscado mejorar la respuesta y el tacto del motor, para proporcionar verdaderas sensaciones deportivas.