Abarth 695: Un Mini-Ferrari por 46.399

a fondo Abarth 695 1
Enrique Marco25 ago 2010
Abarth inicia la comercialización de su versión especial 695 “Tributo Ferrari”, un modelo con el que la casa del escorpión quiere demostrar su vinculación con la del cavallino.
Abarth inicia la comercialización de su versión especial 695 “Tributo Ferrari”, un modelo con el que la casa del escorpión quiere demostrar su vinculación con la del cavallino. Evidentemente el beneficio de ofrecer un vehículo como este no es otro que el de dar mayor prestigio a la marca, ya que el éxito de ventas del 695 “Tributo Ferrari” parece poco probable, pues los elevados precios que se han fijado no serán del agrado ni de los más sibaritas. Con el color Rojo Corsa, que ya está disponible, el coche cuesta 46.339 €; con el color Amarillo Módena, a partir de la primavera de 2011, el precio asciende a 47.567 €, y con los colores Azul Abu Dhabi y Gris Titanio, desde el verano de 2011, se fija en 48.794 €.
Así las cosas, el apellido Ferrari le supone al Abarth doblar su precio respecto a los 500 y 500C, y superar ampliamente a rivales directos, pero más potentes, como el Mini John Cooper Works. De hecho, su precio es tan escandaloso que incluso supera por 3.000 euros al Ford Focus RS500 de 350 cv. Semejante sobreprecio tendría algo más de explicación si se hubiese montado un motor totalmente diferente, pero se trata del mismo 1.4 Turbo, sólo que subido hasta los 180 cv. Esto le permite unas prestaciones muy buenas, que rondan los 7 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h y los 225 km/h de velocidad punta, las cuales tampoco son tan sobresalientes como para superar al Mini JCW. En cuanto a consumos y emisiones, registra unas cifras realmente bajas para su nivel de prestaciones: 6,5 l/100 km y 151 g/km
La caja de cambios, como en el recién estrenado 500C, es la denominada MTA, un sistema manual automatizado de cinco velocidades que permite dos modos de uso: manual o automático. Incorpora todos los controles electrónicos de ayuda a la conducción, incluidos los de ayuda al arranque en pendientes y el control de par, monta un escape especial que mejora su sonido, sus amortiguadores son específicos para esta versión y las llantas de 17 pulgadas van con neumáticos 205/40. Como parte de su equipamiento podemos citar los faros de xenon, los baquets de carbono tapizados en piel y alcántara, los retrovisores de carbono, la funda para el coche o un navegador que incluye funciones de telemetría.
En definitiva, que ya está a la venta el que probablemente sea el coche más caprichoso del mercado. Se puede reservar en alguno de los seis concesionarios que actualmente tiene Abarth en España (Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Sevilla y Gijón) y, eso sí, sólo en rojo, ya que para el amarillo habrá que esperar hasta la primavera y para los originales azul y gris hasta el próximo verano.