A Lorenzo se le acaba el tiempo:

Agencia EFE01 sep 2011
El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha) se enfrentará el próximo fin de semana en el Gran Premio de San Marino a una de sus cada vez más escasas opciones para recortar la ventaja de 44 puntos que le lleva en la clasificación del Mundial de MotoGP el líder del mismo, el australiano Casey Stoner (Honda).

En el circuito italiano de Misano, y bajo el recuerdo del accidente que el 5 de septiembre de 2010 le costó la vida en esta pista al japonés Shoya Tomizawa, comenzará el último tercio de un campeonato de 18 carreras, en el que el piloto oceánico encadena tres victorias consecutivas, Estados Unidos, República Checa e Indianápolis.

No solo cuentan los puntos, sino también el factor psicológico al ver cómo las Honda han sido superiores a las Yamaha en las últimas cuatro pruebas, ya que a los tres triunfos del líder del mundial hay que sumar la de otro español, Dani Pedrosa (Honda), en el Gran Premio de Alemania a mediado de julio.

Lorenzo, con problemas de neumáticos en la República Checa e Indianápolis, no gana una carrera desde hace dos meses, cuando se impuso se impuso magistralmente en las últimas vueltas a Stoner en el Gran Premio de Italia. De vuelta al país transalpino, el español de Yamaha está ya a expensas de los fallos del australiano y no le vale subir solo al podio o recortar unos pocos puntos a su rival.

Casey Stoner sumó en Indianápolis su trigésimo triunfo en la categoría reina. Una victoria el domingo en Misano le daría el mismo número de grandes premios ganados en la máxima cilindrada que tiene el estadounidense Edie Lawson, triple campeón del mundo en la década de los ochenta en 500 c.c.

Otro dato numérico: Lorenzo, Stoner y Pedrosa llegan a esta prueba empatados con 37 triunfos en la suma de las tres categorías en las que han corrido.

Por su parte, el italiano Valentino Rossi se estrena en la carrera de "su" casa, a poco kilómetros de su Tavullia natal, con la Ducati, cuya fabrica se encuentra a un centenar de kilómetros, en Bolonia.

En su primera temporada con la Ducati, Rossi no está en el mejor momento de su carrera deportiva: es sexto en el campeonato, solo ha subido una vez al podio en 2011 y viene de ser décimo en Indianápolis el último domingo.

El año pasado, en una prueba marcada por la tragedia de Tomizawa, tres españoles coparon la primeras plazas de los podios de las tres categorías en San Marino: Pedrosa, en MotoGP; Toni Elías, en Moto2; y Marc Márquez, en 125 c.c.

Precisamente, Márquez (Suter) se presentará en la pista de la costa Adriática italiana, después de una impresionante progresión. El campeón de 125 c.c. se ha impuesto en cuatro de las últimos cinco grandes premios y en el que quedó segundo, en la República Checa, se clasificó por delante del líder de Moto2, el alemán Stefan Bradl (Kalex), segundo por tercero.

Márquez es segundo en el mundial, pero ya tiene una victoria más que Bradl, que no cruza la meta en primer lugar desde junio cuando se impuso en el Gran Premio de Gran Bretaña.

El alemán suma 193 puntos por 165 del español y 96 del italiano Andrea Iannone (Suter).

En 125 c.c., otro español, Nico Terol (Aprilia), lidera el campeonato y viene de dar un fuerte empuje a sus opciones con su victoria en Indianápolis.

A seis pruebas para el final, San Marino, Aragón, Japón, Australia, Malasia y la Comunidad Valenciana, Terol tiene 191 puntos por los 165 del francés Johann Zarco (Derbi) y 152 de su compatriota Maverick Viñales (Aprilia).

Fernando Castán