911 Carrera4S Cabrio: "Turbolook" descapotable

Diego Zotes11 jun 2003
Partiendo de la base del bastidor y la carrocería que emplea el 911 Turbo, y al igual que ya hace el coupé Carrera 4S, el nuevo Carrera 4S Cabrio combina el musculoso aspecto de su carrocería con una excepcional capota que puede ser accionada en marcha hasta 50 km/h.
Inicio
EL LOOK TURBO, AHORA DESCAPOTABLE

a fondo 911 Carrera4S Cabrio 1

Partiendo de la base del bastidor y la carrocería que emplea el 911 Turbo, y al igual que ya hace el coupé Carrera 4S, el nuevo Carrera 4S Cabrio combina el musculoso aspecto de su carrocería con una excepcional capota que puede ser accionada en marcha hasta 50 km/h.

a fondo 911 Carrera4S Cabrio 2

Partiendo de la base del bastidor y la carrocería que emplea el 911 Turbo, y al igual que ya hace el Carrera 4S Coupé, el nuevo Carrera 4S Cabrio combina el musculoso aspecto de su carrocería con una excepcional capota que puede ser accionada en marcha hasta 50 km/h.
Esta nueva versión del mítico 911 supondrá la máxima expresión descapotable de Porsche, a falta de un modelo equivalente con motor turbo. No obstante, estéticamente será muy similar al modelo sobrealimentado (disponible únicamente en carrocería coupé) y de hecho la carrocería incrementará 60 milímetros su anchura respecto al 911 Carrera Cabrio.
El motor será el seis cilindros boxer de 320 caballos de la gama Carrera, gracias al cual este nuevo Cabrio será capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 5,3 segundos, dos décimas más lento que el Coupé de las que tienen la culpa los 70 kilos de peso adicional que suponen la capota y el sistema de plegado. La velocidad máxima será similar a la de la versión Coupé, 280 km/h, aunque para a.camnzarlos resultará más que recomendable y probablemente imprescindible circular con el techo cerrado.
Precisamente el sistema de accionamiento de la capota merece atención aparte, pues posee la excepcional característica de poderse accionar hasta una velocidad de 50 km/h, tanto para plegar la capota como para extenderla, gracias al sistema de plegado denominado Zigzag. No está mal, porque el tiempo que invertirá el Carrera 4S Cabrio en plegar la capota será bastante largo, unos 20 segundos.
Los frenos derivarán directamente de los empleados en el Turbo, toda una garantía de calidad y capacidad de detención, y estarán compuestos por cuatro discos ventilados y perforados con un descomunal diámetro de 330 mm., pero por si fuera poco (que no creo) opcionalmente podrá equipar el exclusivo sistema de frenos cerámicos de la marca, los Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB). Su poder de deceleración estará apoyodo evidentemente en el trabajo de los neumáticos, que tampoco irán a la zaga en cuanto a extraordinarias dimensiones: 225/40 en las ruedas delanteras y 295/30 en las traseras, en ambos casos con un diámetro de 18 pulgadas.
El precio evidentemente será elevado, aunque por si los argumentos técnicos dinámicos y estilísticos no fueran suficientes para convencer al posible comprador Porsche ofrecerá de serie el interior de cuero y el techo rígido desmontable entre otros muchos elementos. Cuando llegue a los concesionarios de Porsche Ibérica en España costará en torno a 110.000 euros, una cifra sensiblemente superior al precio en Alemania, 93.200 €, pues Porsche aplica las mismas tarifas en toda Europa y en nuestro país los impuestos son notablemente más elevados.
Carlos Lera , Autocity
11 de junio de 2003