40 aniversario del Volkswagen Golf: El coche más famoso de Europa

_golf_portada_155373c875ad44a3d4b44cf60.jpg
Enrique Marco23 ene 2014
El coche más famoso de Europa, el Volkswagen Golf, se hace mayor y cumple 40 años. Repasamos la historia de este mito diseñado por Giugiaro que nació en la primavera de 1974 y que ha creado auténticos iconos como el Golf GTI. 7 generaciones, 30 millones de unidades construidas y 40 años de vida, ¡casi nada!
Volkswagen está de cumpleaños, y quizá uno de los más importantes en la historia de la marca alemana, ya que el modelo más exitoso de la historia en Europa, el Golf, celebra su 40º aniversario. Fue en marzo de 1974 cuando salió de la fábrica de Wolfsburg el primer Golf, el cual llegaría a los concesionarios en mayo con su carrocería compacta, tracción delantera y motor refrigerado por agua. Tenía la difícil papeleta de relevar al Escarabajo de propulsión trasera y refrigeración por aire, un mito que había vendido 21 millones de unidades.
40 años después de su nacimiento el Volkswagen Golf ha superado con creces todas las expectativas y el pasado verano sacó de la línea de montaje la unidad 30 millones. Durante 2013 volvió a ser el coche más vendido en Europa con 470.229 unidades y en 2014 la gama crecerá con nuevas versiones como la deportiva R, que con sus 300 cv se convertirá en el Golf de serie más potente de la historia. Vamos a repasar desde sus comienzos, generación a generación, lo que ofreció en cada década, pues como líder que ha sido siempre el Golf marcó tendencias -como la creación del “segmento GTI”- y mostró el camino a seguir a muchos de sus rivales.
Golf I. De 1974 a 1983. 6,72 millones de unidades.
Primavera de 1974. Giorgio Giugiaro había dibujado un compacto de 3,70 metros de longitud de líneas rectas y sencillas pero atractivas y modernas para la época y, sobre todo, con el máximo aprovechamiento del espacio; es decir, un coche funcional. Era ligero y por tanto muy ágil, a pesar de que inicialmente se lanzó con motores tan discretos como el 1.1 de carburador y 50 cv de potencia, con el cual rondaba ya los 140 km/h de velocidad máxima. Pero muy pronto se ampliaría la gama mecánica y en 1976 se lanzaban tanto económicas versiones diésel de 50 cv como el que por entonces se pensaba que era prácticamente un experimento y una serie limitada: el Golf GTI. Con su motor de 1,6 litros de cilindrada e inyección mecánica que le permitía desarrollar 110 cv unido a un bajo peso de 810 kilos, el Golf GTI fue un éxito y al poco tiempo los directivos de la marca ya lo tuvieron en cuenta como una versión más de la gama. En 1979, Volkswagen sorprendía con el Golf Cabriolet, un descapotable que llegó a convertirse en el modelo abierto más vendido del mundo durante algunos periodos. Ese mismo año al Golf le salía un hermano con carrocería sedán, el Jetta, y ya al final de la vida comercial de esta primera generación se lanzaban otras dos nuevas motorizaciones: el primer turbodiésel (Golf GTD, con 70 cv) y una evolución del GTI (motor 1.8 de 112 cv). En 1983, al final de su vida comercial habían sido vendidas 6,72 millones de unidades en todos los continentes, lo que demostraba que el Golf se había convertido en un digno sucesor del Escarabajo.

gofl_x__ad73dd078d30849f3b0fb842c.jpg

Golf II. De 1983 a 1991. 6,41 millones de unidades.
Más grande y también más pesado, el segundo Golf incrementaba sus cotas (crecía hasta casi alcanzar los 4 metros de largo) y ofrecía un mayor espacio interior, aunque su peso se incrementaba en más de 100 kilos. No obstante ésto se compensó con motores más potentes, por lo que el Golf de los 80 seguía siendo una de las referencias en cuanto a comportamiento dinámico se refiere. La gama creció con nuevas versiones, como la GTI 1.8 de 112 cv, que con sus detalles estéticos y el doble faro fue todo un éxito de ventas. A pesar de su buena aceptación las prestaciones no impresionaron como las de su predecesor, por lo que pronto se lanzó el GTI 16 válvulas de 139 cv, el cual sí superaba por prestaciones al GTI I. Incluso hubo una versión todavía más potente, la bautizada como G60 y con 160 cv de potencia gracias a la utilización de un compresor. En 1986 se introdujo a la gama el sistema de frenos ABS a la vez que se ofertó la versión de tracción integral Syncro, de la cual hubo tanto versiones deportivas (Golf Rally) como tipo todoterreno (Golf Country). Por su parte en diesel comercializaba motores de 1,6 litros atmosféricos de 54 cv, TD de 70 cv y GTD de 80 cv. En junio de 1988, 14 años después de haber debutado el primer Golf, la segunda generación traspasaba la mágica barrera de producción de 10 millones de unidades. Tras 6,41 millones de unidades, en 1991 se detuvo la producción de la segunda generación del Golf para hacer sitio a su sucesor.

gofl_x__86fc0a06a94268b0cf4a7b688.jpg

Golf III. De 1991 a 1997. 4,46 millones de unidades.
Con la tercera generación del Golf, a partir de agosto de 1991, Volkswagen avanzaba en temas de seguridad, dotando a su gama de airbag frontal (a partir de 1992). Una vez más la carrocería, diseñada esta vez por Harmurt Warkub, crecía, aunque esta vez en menor medida, pues ganaba 4 cm de largo, 3 cm de ancho y uno de alto para llegar a 4,02 metros de largo, 1,69 metros de ancho y 1,40 metros de alto. Además sacaba nuevas carrocerías, como la primera familiar Variant, la nueva de cuatro puertas que pasaba a llamarse Vento y la nueva versión Cabrio (ya que de la segunda generación no hubo descapotable propio, y se comercializaba el modelo abierto de la primera). Mecánicamente podemos destacar dos hitos en esta generación: el primer motor V6 (el 2.8 VR6 de 174 cv) y el primer turbodiésel de inyección directa (el 1.9 TDI de 90 y 110 cv). En cuanto a los venerados GTI, pasaron de 1,8 a 2,0 litros, de los que se comercializó una descafeinada versión 8 válvulas de 115 cv y una 16 válvulas de 150 cv, las cuales pasaron bastante desapercibidas y no lograron levantar las pasiones de sus antecesores. En mayo de 1994 Volkswagen celebró la producción de 15 millones unidades del Golf, y en 1997 se detuvo la producción de la tercera generación tras 4,96 millones de unidades fabricadas.

gofl_x__45c20b1082c340de1c152178a.jpg

Golf IV. De 1997 a 2003. 4,92 millones de unidades.
Hartmut Warkub repitió como diseñador para esta cuarta generación, aunque diseñó un coche totalmente distinto, ligeramente más grande (4,08 metros de largo) y con unas calidades en su interior muy superiores. De esta época podemos destacar la llegada a la gama Golf del control electrónico de estabilidad ESP o del nuevo sistema de tracción total tipo Haldex 4Motion, ambos sistemas introducidos en 1998. A nivel de carrocerías el derivado de 4 puertas vuelve a cambiar de denominación (de Vento pasa a llamarse Bora), se fabrica un nuevo descapotable y también la carrocería familiar Variant sobre esta cuarta generación. Mecánicamente triunfa el motor 1.9 TDI con versiones de hasta 150 cv (la denominada GTI TDI) y se comercializan motores de 5 y 6 cilindros: el peculiar 2.3 V5 de 150 cv y el 2.8 V6 de 204 cv. Por lo que se refiere a los GTI, esta vez sí que cuentan con un motor competente que hace olvidar al de la pasada generación (el 1.8 Turbo de 150 cv, mejorado al final a 180 cv), aunque muchos le acusan de portar una carrocería muy discreta que apenas se diferenciaba del resto de la gama. La coronación a la gama Golf en esta cuarta generación llegaba en su último año de comercialización con la variante deportiva R32 (3.2 V6 de 241 cv) la cual alcanzaba los 250 km/h y presentaba otro hito en la historia de Volkswagen: el cambio automático de doble embrague DSG. Fue también en el año 2003 cuando, tras haber alcanzado una cifra de 4,92 millones de unidades vendidas, se detuvo la producción del Golf IV, el primer Golf completamente galvanizado y equipado con sistema de radio-navegación y faros xenón, para dar paso al Golf V.

gofl_x__195acbd16e4e199bc99c12a26.jpg

Golf V. De 2003 a 2008. 3,27 millones de unidades.
La popularización del eficaz cambio DSG y la introducción de los motores TSI con tecnología de doble sobrealimentación (un turbo y un compresor) son las dos propuestas mecánicas más interesantes de la quinta generación del Golf. Su carrocería compacta (como en todas generaciones pasadas disponible en 3p y 5p) es ahora obra de Marc Lichte y crece notablemente en todas las cotas para alcanzar los 4,20 metros de largo, 1,76 metros de ancho y 1,46 metros de alto. Se comercializará igualmente el cabrio, el familiar y el sedán (que recupera la denominación Jetta); además de nuevas variantes como el Golf Plus (tipo monovolumen) y el CrossGolf (con estilo todoterreno). Como tope de gama figura el R32 presentado en la pasada generación aunque ahora con 9 cv más, y en cuanto al mítico GTI se propone con un nuevo motor 2.0 TFSI de 200 cv, el cual se ofrece también con el cambio DSG y ofrece así sus mejores prestaciones: 6,9 segundos de 0 a 100 km/h. Su corta existencia propició que bajara el número de unidades producidas respecto a anteriores generaciones hasta los 3,27 millones de unidades.

gofl_x__c566117c363e808193f70f53b.jpg

Golf VI. De 2008 a 2012. 2,85 millones de unidades.
La sexta generación del Golf ha sido claramente la menos novedosa respecto a la anterior, y de hecho se conservaron muchos elementos del Golf V. Aún así ha pasado ya a la historia como una generación específica, por lo que así nos debemos referir a ella. De hecho, incluso para la modificación de la carrocería se recurrió a un nuevo diseñador, el prestigioso Walter de Silva, quien partiendo de la misma plataforma no varió apenas las medidas exteriores. Tampoco se presentaron en este corto periodo de comercialización destacados avances tecnológicos, aunque sí muchas mejoras de equipamiento y retoques mecánicos para bajar los consumos y las emisiones contaminantes. En este sentido, el segundo Golf BlueMotion marcó un consumo medio de sólo 3,8 l/100 km y una tasa de emisiones de CO2 de 99 g/km; mientras que en el campo de la seguridad se introdujeron los nuevos asistentes de conducción, como el control automático de las luces largas Light Assist, el Park Assist, el asistente de arranque en pendientes y tecnologías como el Sistema de Suspensión Adaptativa Electrónica DCC, el sistema “Start/Stop”, el modo de recuperación de la energía de frenado, la iluminación dinámica en curva y los faros traseros LED. Su gama deportiva estaba coronada por el Golf R, que ya no recurría a motores V6 sino a un cuatro cilindros 2.0 Turbo evolucionado hasta los 270 cv. Por su parte, las versiones GTI se conformaban con 210 cv, o con los 235 cv de la serie limitada 35º aniversario. En sólo cuatro años (hasta finales de julio de 2012) fueron fabricados otros 2,85 millones de unidades Golf sobre la base de la sexta generación del Golf presentada en 2008.

gofl_x__c2768e700f2f88622b0da565f.jpg

Golf VII. Desde noviembre de 2012.
Esta vez sí. Tras los escasos cambios en el paso de la quinta a la sexta generación el Golf VII sí era un coche totalmente nuevo, con un diseño continuista pero con un esqueleto novedoso y claramente mejor. Firmada igualmente por Walter de Silva, la carrocería del Golf que se vende en la actualidad es más larga y más ancha (4,25 metros y 1,80 metros respectivamente), lo que le aporta una imagen mucho más dinámica y atractiva. Pero lo mejor de esta nueva generación está en su construcción, pues con la nueva plataforma y los avanzados procesos de fabricación el nuevo Golf pesa unos 100 kilos menos que su predecesor, lo que beneficia tanto a sus prestaciones y consumos como a su comportamiento. Dada la corta vida de esta generación, su historia todavía está por escribir, pero de momento ya se ha lanzado al mítica versión GTI con potencias de 220 y 230 cv y la carrocería familiar Variant. En las próximas semanas llegará el todopoderoso Golf R de 300 cv, un poco más adelante se comercializará el Golf Sportsvan (tipo monovolumen) y este mismo año llegará el 100% eléctrico e-Golf. Tras superar las 30 millones de unidades fabricadas, seguir siendo el líder indiscutible en Europa y uno de los coches más vendidos del mundo, al compacto de Volkswagen le queda cuerda para rato. ¡Feliz 40º aniversario Golf!

gofl_x__26b911fc8f80712dd3e765b11.jpg