207 Feline: Tuning ligero para una preparación con gusto

a fondo 207 Feline 1
David Ordás13 mar 2009
Nuestro amigo Jaume nos presenta desde Mallorca su 207 Feline, una preparación amateur donde el compacto de la marca del León, demuestra que se puede conseguir una preparación impactante, sin romper en absoluto con la estética original

Hace unos meses ya tuvimos el gusto de disfrutar con el 207 Red Passion de nuestra amiga Vicky, un coche que nos gustó especialmente por su estilo y acierto en los detalles. Ahora, gracias a nuestro amigo Jaume, otra preparación que toma como base el compacto de Peugeout, vuelve a llamar nuestra atención, esta vez desde Mallorca, donde como no podría ser de otra forma, el mar y la naturaleza toman protagonismo en esta preparación con nombre propio: el 207 Feline.

Tuning ligero, resultado acertado

La imagen que ofrece este 207 es impactante, desde el frontal hasta la parte trasera, y lo más importante es que todo esto se ha conseguido con modificaciones tan sutiles como efectivas, que no restan ni un ápice de deportividad a las líneas de por sí juveniles del 207. Defensas pintadas, espejos cromados, spoiler, alerón y sobre todo un impactante difusor trasero que deja al descubierto la nueva salida de escape doble, capaz de afinar el sonido del motor vti 1.6 de 120cv, hasta límites insospechados.

Los focos delanteros y traseros también han sido sustituidos, pero si hay algo que le da al 207 Feline un aspecto más deportivo, son sin dudas las llantas Kosei EVO Penta de 17 pulgadas, que calzadas con unos imponentes neumáticos Dunlop Sport Maxx en medida 215/45 R 17, y gracias también al rebaje en altura de 3,5 centrímetros que proporcionan los muelles Eibach, se muestran dispuestas a proporcionar una conducción más deportiva y precisa, cambiando sustancialmente el carácter y comportamiento del coche.

Ningún cabo suelto

Pudiera parecer que estamos ante una de estas preparaciones que se centran únicamente en el aspecto exterior, pero nada más lejos de la realidad. Nuestro amigo Jaume ha pensado no solo en mejorar el comportamiento del vehículo con las modificaciones en la suspensión y los neumáticos, sino también en mejorar sus prestaciones, gracias a la nueva salida de escape, y al kit de admisión directa TP que se ha instalado, que además de proporcionar un sonido característico, consigue también una ligera mejora de la potencia entregada.

En el interior, el audio es el verdadero protagonista. Una impresionante pantalla motorizada Alpine nos da la bienvenida, mientras que una etapa de potencia Kenwood se encarga de alimentar sin piedad el subwoofer de 600W instalado en la bandeja trasera encargado de reproducir las frecuencias más bajas, y que junto a las vías delanteras y traseras, también de la marca Alpine, consigue un sonido nítido a la vez que potente. No nos queda nada más que felicitar a Jaume por su preparación, y dejaros que disfrutéis con las fotos de un coche único en el marco incomparable de la capital de las Baleares.